miércoles, 1 de septiembre de 2010

Olivos en la luz y en la sombra

Olivos en la sombra

Olivos en los campos de dolor, olivos sufrientes que han escuchado el clamor de la indignidad, de la guerra, del frío y la desolación, de la fractura más íntima, del hambre, de la no respuesta, de la línea sutil que separa la muerte de la vida.


Un desolado e inmenso espacio cubierto por los restos de barracones derruidos. 26 de agosto de 2010.


Olivos frágiles, plantados por manos temblorosas que han querido dulcificar un amargo recuerdo con el árbol emblemático, acogedor, milenario, paciente y generoso. Olivos que van poblando un lugar áspero, gris, amargo, olivos que con su esperanzada y austera presencia dignifican este lugar abandonado que oprime el corazón y la mirada.


¿Republicanos españoles, judíos, indigentes, gitanos, harkis….?


Campo de concentración de Rivesaltes (Francia). El Consejo General de los Pyrineos Orientales ha iniciado un proyecto para erigir un memorial en este espacio testigo de los años más negros del Siglo XX europeo.
Olivos en la luz


La maternidad suiza de Elna. (Francia). 26 de agosto de 2010.



Olivos que pacifican, en un lugar blanco, luminoso, lleno de sol y de risas, aun en medio del frío dolor que atenaza. Un lugar que serena, reencuentra, reconcilia, una isla al margen de poderes, ejércitos y banderas.

Un lugar donde lo mejor del ser humano confluye e ilumina.


Cunas de la maternidad en la que nacieron cerca de 600 niños y niñas, la mayoría hijos de mujeres españolas republicanas de los campos de refugiados de Árgelers- sur – Mer, Sant Cebriá y Rivesaltes.


Los colores y la luz de la vidriera de la maternidad


El entorno y los campos que la rodean
Urge dignificar al ser humano, al valor de cada una de las vidas que pueblan este nuestro hermoso y doliente mundo, urge dignificar el color de su piel, de su mirada, de su risa, de sus sueños, de sus emociones y su trabajo, de su esperanza, de su sufrimiento, de su amor y su ternura. Urge dignificar y rescatar a todos los represaliados, olvidados, oprimidos, masacrados.




Fotografía en la maternidad de un/una exiliado/a español/a en el campo de concentración de Árgelers-sur-Mer, próximo a Rivesaltes.

Al parecer el legado histórico no es un buen maestro y seguimos sordos, irreflexivos, torpes, analfabetos y suspendidos en justicia social y derechos humanos ya que seguimos despojando, obligando al exilio, esquilmando, separando, afincando y arrinconando a todos los que consideramos inferiores, peligrosos, distintos ó pobres.


El medio ambiente, el entorno que nos rodea e interactúa con nosotros no es sólo el medio natural, el problema del cambio climático o la contaminación de las aguas….es además el entorno político, económico, cultural y social que facilita o dificulta el fluir de la vida en dignidad.


Unas ramas de olivo de Rivesaltes para no olvidar


Estás invitad@ a conocer estos lugares:

Campo de concentración de Rivesaltes:

- Wikipedia: http://es.wikipedia.org/wiki/Campo_de_Rivesaltes
- Museo Memorial de Rivesaltes: http://www.cg66.fr/52-le-memorial-de-rivesaltes.htm
- Los españoles en el campo de Rivesaltes: http://tempspresents.wordpress.com/2009/09/09/los-espanoles-en-el-campo-de-rivesaltes-1939%E2%80%931986/
- Los campos de concentración de Francia, un destino común: http://www.publico.es/214320/campos/concentracion/francia/destino/comun

La Maternidad de Elna

- La maternidad de Elna. La historia de la mujer que salvó la vida de 597 niños.
Assumpta Montellá. Editorial now. Books

1 comentario:

Juan Carlos Navarro dijo...

Cuando se conoce la historia estas imágenes se llenan de significados y de emociones. Gracias por compartirlas.