jueves, 22 de julio de 2010

22 de julio


El 22 de julio de 2009 se iniciaban varios focos de fuego que asolaron unas 12.000 H en la provincia de Teruel, la mayor parte superficie forestal. Estos hechos causaron en su momento una importante conmoción entre los ciudadanos y la opinión pública. La inmediatez que caracteriza la información en la actualidad conlleva la sustitución de unos sucesos por otros pasando rápidamente al olvido, incluso los mas graves. El impacto medioambiental, social y económico que estos hechos han supuesto para la provincia a día de hoy parecen interesar a muy pocos colectivos, ciudadanos y organizaciones sociales y mucho menos a la Administración que a un año de lo sucedido carece de Planes de restauración y de gestión preventiva, manteniendo con esta actitud en riesgo y en un grave estado de vulnerabilidad también al resto de zonas no afectadas.

El Departamento de Medio Ambiente, hasta el momento se ha ocupado de la limpieza de algunas de las hectáreas afectadas no implicándose en la elaboración de un Plan a medio y largo plazo, que por otra parte, parecía tener en agosto de 2009. El resto de Departamentos del Gobierno de Aragón que deberían haberse implicado tampoco lo han hecho, ni tan siquiera se les ha oído: Agricultura, Política Territorial, entre otros. El trabajo interdepartamental que deberían haber desarrollado no sabemos siquiera si en algún momento se llegó a plantear.

Nuestros montes, no se han declarado de “interés autonómico” como otros proyectos puestos en marcha y tampoco se han agilizado los trámites para la elaboración de estudios ni de planes que garanticen su correcta restauración y los preparen para nuevas incidencias presentes y futuras. Desde la Plataforma Ciudadana seguiremos trabajando porque no caigan en el olvido y lleguen a ocupar el lugar que merecen por si mismos y en base a los múltiples servicios ambientales que prestan a la sociedad, además de poder convertirse en motor de desarrollo sostenible en el medio rural.

Recordar una vez más nuestra propuesta como Plataforma de constituir una Mesa Participativa o Comisión de Seguimiento donde se plasme la participación real de los ciudadanos y de todos los sectores implicados en el medio forestal.
El futuro de nuestros montes debe gestarse ahora, un poco más de tiempo y será demasiado tarde.

No hay comentarios: